Lo que dicen las manos.

Pict1

Para entender a los habitantes de otro país, es evidente que el conocimiento de su lengua no es suficiente. Existen medios de la comunicación,  no menos importantes como los gestos y la mímica, éstos son diferentes en todas partes. Por ejemplo, para burlarse del interlocutor sacamos la lengua, pero los chinos  amenazan de esta manera, los tibetanos se saludan  y  los mayas están de acuerdo. Los gestos que expresan alegría, enojo, frustración son tantos que es posible recopilarlos en diccionarios ( los cuales ya existen). Además, hay una ciencia especial – kinésica, que estudia los modos no verbales de la expresión de las emociones.

Mirando la mímica y los gestos de los monos, se puede fácilmente adivinar que los modos no verbales de comunicación han aparecido antes que el lenguaje articulado. Indicar con el dedo al objeto deseado, amenazar con el puño, dar patadas, estos gestos son llamados no convencionales y se remontan a tiempos muy antiguos y son comprensibles para cualquier persona. Incluso, Nikolái Miklujo-Maklái comprobó que los europeos y los papúas de Nueva Guinea entendieron la sonrisa, el grito, el llanto, las expresiones del miedo o la sorpresa del mismo modo. Otra cuestión son  los gestos convencionales que son inherentes a unas naciones formadas, estados o grupos de personas unidos por una idea, e incluso una religion. ¿Que es la señal de la cruz sino un gesto condicionado de los cristianos? En el hinduismo, los gestos especiales – mudrás – tienen significados más amplios, transmiten unas sensaciones y unos conceptos complejos no sólo en los ritos religiosos, sino también en la danza. Hay gestos peculiares de unas profesiones determinadas, por ejemplo, hacer el saludo militar o los movimientos de las manos de las señales marinas (en este caso, sin embargo, igualmente necesitan las banderas de señales). Hay unos  gestos partidarios – el saludo de pionero o el saludo de los nazis. El mismo gesto en épocas diferentes  y en ambientes diferentes puede entenderse de un modo distinto. Por ejemplo, en el Occidente, abrir los dedos en una forma de la letra latina V, gracias a   Winston Churchill significa victoria . Pero con este sentido este gesto nació durante la Segunda Guerra Mundial, hasta ahí  los dedos abiertos en una forma de la letra latina V alzados por encima de un interlocutor, significaba una llamado a callarse. En Italia esto alude ofensivamente al adulterio, para  nosotros (los rusos) significa una “cabra”, es decir una expresión de amenaza en un entorno marginal.

Pict2

Hoy la globalización ha hecho muchos gestos comprensibles en el mundo entero como, por ejemplo, darse un apretón de manos. Pero hasta recientemente, han estrechado las manos sólo los europeos y los pueblos cercanos. Se cree que este saludo se produjo en la Edad Media, cuando los caballeros mostraban uno a otro que no mantenían las armas en la mano. Los habitantes del Oriente Medio en una reunión besaban, los indios doblaban las manos ante el pecho, los chinos, también, se daban la mano, pero no uno a otro, sino a sí mismos. En Maasai tendían la mano a cualquiera y previamente escupían en ella, y los representantes del pueblo vecino Luo como un signo de respeto escupían en al primero que llegaba. El ya mencionado Maclai escribió: “Los papúas se dan las manos, pero no las estrechan. Ante un invitado de honor en señal de saludo, se ponen en cuclillas. ” Los escandinavos “Lapones” y los maoríes de Nueva Zelanda se frotaron las narices. Los habitantes de Samoa se olfatearon. Los mongoles se lamen las mejillas. Los tibetanos, como ya se ha mencionado, sacaron la lengua mientras que con la mano derecha se quitaron el sombrero, y se tocaron la oreja izquierda al mismo tiempo.
Vsévolod Ovchínnikov, en su libro de “La rama de sakura” describió el saludo japonés: “Al percibir a un conocido, el japonés ha hecho su deber, especialmente, quedar petrificado en su lugar, aunque se produzca en medio de la calle y un tranvía esté por pisarlo. Luego el parece romperse en dos a la cintura, de modo que las palmas de sus manos extendidas se deslizan hasta las rodillas, y se queda allí,durante unos segundos en una posición encorvada, y levanta solo los ojos con cuidado. Erguirse primero es descortés y los dos tienen que mirar atentamente uno a otro. ”

En muchos pueblos asiáticos han existido unas ceremonias de saludo complicadas : El menor  primero saluda al adulto, los subordinados al jefe, una persona se dirige hacía la que esta sentada etc. Es verdad que, Iliá Erenburg no vio nada extraño en esto: “¿Por qué los europeos se sorprenden de las costumbres de Asia? Los europeos saludan tendiendo la mano, y para los chinos, japoneses o indios es obligatorio estrechar la extremidad de un extraño. Si un visitante pusiera cerca de los parisinos o moscovitas su pie descalzado, ¿es poco probable que le desagradara? “.
Pueblos diferentes también se despiden de una manera diferente: los rusos  levantan la mano y la sacuden (de un costado a otro). En   Italia  hacen lo mismo, pero vuelven su palma a sí mismos. Los británicos llevan lentamente la palma de lado a lado, y los latinoamericanos expresivos, cuando se despiden (como al saludar), se abrazan y dan palmadas en el hombro. En general, la intensidad de los gestos según los científicos, distingue a los pueblos. Por lo general, cuanto más al sur uno vaya la gente está gesticulando más y es más rica su mímica y lenguaje de las manos. En Europa, la mayor parte de los gestos son utilizados por los italianos: así, la admiración de la belleza femenina,se expresa por lo menos de cinco maneras. La primera – pasar el pulgar y el dedo índice por la mejilla. La segunda,  agarrar la piel en la mejilla con ayuda de los dedos, como retorciéndose el bigote (si no lo tienes). La tercera, deformar o estirar un poco el párpado inferior hacia abajo. En cuarto lugar – hacer un tubo con las palmas y llevarlo a los ojos, simulando un telescopio. En quinto lugar, bastante grosero – levantar hacia arriba los dos pulgares al mismo tiempo. Todavía en cada región italiana y casi en cada ciudad hay maneras propias para expresar emociones.
Según el psicólogo inglés Michael Argyle que en una hora de una comunicación libre un mexicano hace en promedio los 180 gestos, un francés – 120,un italiano-80, un finlandés – solo un gesto, y un inglés – ninguno. Los rusos no están incluidos en su resumen, pero la experiencia demuestra, que nuestros compatriotas no son propensos a los gestos agitados y los condenan en los demás. Konstantín Stanislavski dijo:” El orador debe esforzarse por reportar sus gestos, conseguir que dominarlos y no que ellos lo dominen a él. ”

Pict3

Es tan diferente la ciencia “kinésica” en unos y otros. Así, los norteños creen que los sureños son desahogados y desconsiderados, en cambio, los sureños piensan que los norteños son reservados y arrogantes. Incluso en unos países vecinos hay muchos gestos que tienen un significado opuesto. Cuantas equivocaciones tendrán nuestros turistas en Bulgaria, donde girar la cabeza de izquierda a derecha, significa asentir; y mover la cabeza de atrás hacia adelante y de adelante hacia atrás – ¡todo lo contrario! Por cierto, así hacen no sólo los búlgaros, sino también sus vecinos de los Balcanes -los  griegos, rumanos, macedonios, también los hindúes. Los habitantes de   Malta como un signo de negación tocan con ayuda de las yemas de los dedos  la barbilla, volviendo la palma hacia adelante. Los japoneses en este caso, balancean sus palmas de lado a lado, y los árabes echan su cabeza hacia atrás.
Los habitantes de los países árabes – son unos campeones en el ámbito de la lengua de los gestos en Asia, al igual que los italianos en Europa. Expresan su admiración por alguien, a menudo por una mujer: pintar con el dedo índice en su mejilla derecha un hoyuelo  imaginario, es un indicio característico de la belleza. Los árabes al saludar, además de estrechar las manos, llevan su mano al corazón. Si expresan la incomprensión del interlocutor, hacen un movimiento conocido como atornillar la bombilla. El árabe demuestra su trato amistoso frotando los dedos índices uno con el otro y doblando hacia adentro los otros dedos. Si un funcionario árabe o un policía árabe golpea el canto de la palma de la mano derecha en el doblez de la mano izquierda, pide que se les muestre los documentos. Vale mencionar que todos los gestos árabes se hacen con la mano derecha, la izquierda, como en muchos otros pueblos, se considera de mala suerte.

El francés cuando encuentra cualquier idea estúpida, golpea su cabeza, como el alemán golpea con su palma la frente. El inglés con el mismo gesto muestra que está satisfecho de sí mismo. Cuando el holandés, golpea la frente con su dedo índice hacia arriba, significa que apreció en su justo valor la mente de su interlocutor. Pero – ¡Atención! – Si el dedo está dirigido a un lado, el interlocutor considera que usted está un poco tocado. Para advertir que la información es secreta, los rusos y alemanes se ponen el dedo índice a los labios, los británicos -en la nariz, mientras que en Italia el mismo gesto sirve para una advertencia del peligro. En los países anglohablantes, el anillo del dedo pulgar y el índice significa “OK” – una referencia en la primera letra de la frase “ok”. En Japón, sin embargo, este gesto significa una solicitud para prestar el dinero, en Brasil – el deseo sexual, en Francia – la actitud desconfiada a las palabras de su interlocutor (“cero”). En Turquía y Grecia es un ultraje fuerte – una referencia a la homosexualidad de su compañero. Los árabes también interpretan mal el pulgar levantado, para nosotros es un signo habitual  de aprobación. Los japoneses, aunque están acostumbrados a la etiqueta del oeste, todavía se ponen nerviosos con el apretón de manos y más con las palmadas en el hombro, para ellos tocar a otra persona durante una conversación – es un desenvoltura intolerable.
¿Cómo evitar estos  incidentes curiosos? Hay diccionarios especializados en los gestos que se encuentran en   EE.UU., Francia, España y recientemente han aparecido en Rusia, pero no solucionan el problema: ¡no puedes mirar el diccionario a cada paso! Existe una sola salida: mientras estes entre los extranjeros gesticula lo menos posible para no meter la pata. Y en tu tiempo libre, sin embargo, puedes estudiar  los gestos ajenos. Ellos, según los científicos, llevan junto con la mímica hasta el 70% de la información sobre una persona, mientras que la proporción de las palabras (con todo verdaderas) lleva sólo el 30%. Aunque nos arriesguemos a cometer un error, nosotros seguramente aprenderemos más de los demás, pero al mismo tiempo de nosotros mismos porque la comunicación no verbal proviene de las profundidades del alma, donde, por regla general, es muy difícil picardear.

La traducción al español es mía de un artículo escrito en ruso.
La fuente originaria esta aqui

Añado a lo expuesto un vídeo divertido.

2 comentarios

Archivado bajo Actividades

2 Respuestas a “Lo que dicen las manos.

  1. emapucci

    MUY BUENO, LO QUE MAS ME LLAMA LA ATENCIÓN ES COMO EN ALGUNAS CULTURAS HAY COSAS QUE SE TOMAN COMO TAL, ES DECIR SON NORMALES, Y EN OTRAS CULTURAS DE OTROS PAÍSES, ESOS MISMOS GESTOS PUEDEN TOMARSE COMO OFENSIVOS. SALUDOS😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s