Mi Buenos Aires querido…

Estos son algunos comentarios sobre qué opinan los extranjeros de los argentinos y de Buenos Aires especialmente. Estas opiniones aparecieron en un artículo del Diario Clarín.

A mí, personalmente, lo que me encanta de Buenos Aires es como se ve la ciudad en noviembre: los árboles de jacarandá en flor dan un aspecto mágico a la ciudad. Tiñen todo de violeta, y uno se siente caminando por una alfombra de flores. A los que vienen por poco tiempo a la ciudad, les recomiendo que elijan noviembre para disfrutarla.

Lo que menos me gusta, es la suciedad en las calles. Y me irrita mucho que todavía mucha gente tire los papeles en las calles. Creo que a veces, nos falta más respeto por los demás.

¿Opinás lo mismo?

Lo que más les gusta:

  • El tiempo que se les dedica a los amigos: “Si no llamás a tu amigo por teléfono una vez por semana se ofende.”
  • Los besos al saludar: “Argentina es un excelente país para besar mujeres. Cuando vuelvo a Alemania, es lo que más extraño.”
  • El afán por ayudar a alguien en la calle aunque sea un extraño: “Una vez, me paró un taxista en un semáforo para decirme que tenía problemas con el motor de mi auto porque no usaba el aceite adecuado. Me recomendó la mejor marca. Después me saludó como si fuésemos amigos de toda la vida.”
  • La increíble memoria de los mozos, que sin anotar, se acuerdan el menú completo para 35 personas: “Entre una persona que pide agua sin gas, otra con gas, un café y dos con crema, realmente no sé cómo lo hacen.”

Lo que menos les gusta:

  •  La impuntualidad: “Para una argentino quedar a las cuatro de la tarde es lo mismo que quedar a las cinco.”
  • Cómo manejan los colectiveros: “Con tal de cumplir el recorrido a tiempo, hacen cosas inimaginables como cruzar semáforos en rojo, atropellar peatones o seguir de largo en las paradas.”
  • Los servicios mal brindados: “Acá lo de que “el cliente tiene la razón” no se lo cree nadie, pero en el exterior es una norma de hierro.”
  • El poco compromiso que existe cuando se promete algo: “te llamo la semana que viene y después no llama”
  • La suciedad y el estado desastroso de las veredas: “Cuando salgo a pasear no puedo dejar de mirar para abajo: el camino está lleno de pozos y de cosas de perros.”

1 comentario

Archivado bajo Actividades, Turismo

Una respuesta a “Mi Buenos Aires querido…

  1. Cuando llegué a Buenos Aires, me sorprendió que tanta gente practicara trucos de circo en los parques.
    Me encantó que las chicas acá llevaran perfumes fuertes y distintos.
    Me sorprendió que cada mañana muchos perros fueran atados afuera de los edificios de departamentos.
    Me preocupó que todos los argentinos que conocí me dijeran que debía tener cuidado en esta ciudad.
    Me dio bronca que las taxistas no aceptaran billetes de 100.
    Me puso nervioso que unos varones dieran besos a otros varones, pero unos varones no se los dieran. No sabía cuando debía besar a otros varones, o no.
    Me molestó que las servilletas acá fueran de mierda.
    Me irritó que los cocineros no usara bastante especias cuando cocinaban.
    Lo que más me enfadó fue que la gente, aún en los barrios ricos, dejara que sus perros ensuciaran en la vereda y no lo levantaba.
    Lo que más me confundió fue que la gente simultáneamente amara y odiara cosas de los estados unidos.
    Me irritó que no hubiera una manera confiable y sencilla para enviar correo.
    Lo que me dio bronca fue que esperáramos por una hora para comprar boletos para mirar una película en Palermo por la noche de viernes. L
    o que me encantó fue que la gente se juntara en los parques y plazas para pasar tiempo y tomar mate.
    Me gusta cocinar y me frustró que las tiendas no tuviera muchos ingredientes que lo que necesitaba, por ejemplo tipos de queso, especias, y pescado fresco.
    Lo que me emocionó fue que Argentina tuviera la mejor carne del mundo. Pero leí un par de artículos que contaba como más y más de las vacas acá no comían pasto pero comían choclo como en los estados unidos.
    Me dio miedo que una taxista me pudiera haber manejado por todo la cuidad en vez de llevarme por la ruta más corta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s